miércoles, 9 de abril de 2008

El Páramo en imágenes II

El otro día os “ilustré” con algunas imágenes “ideales” del Páramo. La cuestión es que después de hacerlo, se me ocurrió que estaría bien ilustraros con algunas imágenes “reales” del Páramo. Creo que puede resultar interesante, además de revelador. Sabréis que hay una interesantísima disputa, entre listillos, advenedizos, iluminados y gente de mucha categoría, en relación a qué hace a quién, si el paisaje al paisanaje, o, quién hace a qué, entiéndase, el paisanaje al paisaje… Hablando en plata, ¿hizo la meseta al místico o el místico a la meseta? Sabe dios.

Con la prueba gráfica que pretendo llevar a cabo, inmortalizando para la posteridad mi entorno, y exponiéndolo a vuestros ojos, selectos acompañantes, saldremos de dudas. ¿Será mi entorno la equivalente representación material, externa, del descampado que tengo por cabeza? Siendo el Páramo una realidad subjetiva, ¿habrá alguna correspondencia entre ella y la realidad material que me rodea? ¿Y si el Baikal no está solo en mi cabeza, sino que también está aquí, en el Finisterrae sacudido por Céfiros, Eolos y Mistrales?

Antes de empezar con esta apasionante recolección de imágenes reales, no puedo contenerme y os voy a colgar las imágenes ideales de lo que en el Baikal considero un tráfico insoportable, inhumano, exasperante:



















Tras éstas, en la próxima entrega en imágenes os mostraré la realidad físico – material del páramo.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...