lunes, 20 de marzo de 2017

¿Borges o AntiBorges?/Emporio Celestial de…


La primera vez que me ventilé Otras inquisiciones, hace ya tiempo, ni me enteré de que por allí andaba el Emporio Celestial de Conocimientos Benévolos el nombre se las trae… con esa enmienda total del saber… es que ni idea, lo pasé por alto. Está muy bien eso de que ciertas cosas, no sé si el conocimiento es una, reconozcan que pudieran ser una trampa, un chiste… un simulacro. Un ¿orden? aleatorio que damos por bueno y único dentro de una infinitud de otros que obviamos porque sí… vaya perogrulladas las mías… por este camino de la enmienda total se llega, si el cielo está despejado, a ver la montaña, la cueva, el océano… y a Herr Bernhard, que es la disolución.

Cuando a los acólitos acérrimos de la ciencia y la tecnología les dices que, en ocasiones, confunden un mapa con el territorio que describe ese mapa (confusión de base extendida hasta el aburrimiento) al comienzo no saben qué contestar, ante la trompada a encajar… al rato se dan cuenta de que se han pasado la vida confundiendo los pósteres de chicas con las chicas… a la semana caen en la cuenta de que ellos mismos han sido biología pero no biografía… plasma pero no horizonte… no sigo, que esta avalancha de (falta de) ¿realidad? nos pilla a todos y nos esnaquiza.

La segunda vez que leí Otras inquisiciones no pasé por alto el Emporio Celestial porque iba sobre aviso… el aviso te lo da Michel Foucault u otros, que está de moda. Si sigues la propuesta clasificadora de Borges, que anula al propio Borges, desembocas en la verdad que, entre otros, expone Claude Lévi Strauss en sus libros sobre lo primigenio, pantallazo que te cura de tu ombliguismo y pedantería por una buena temporada… que la lista de Jorge Luis no es otra cosa que una propuesta más de entre todas esas taxonomías esenciales que ni vemos ni oímos porque no las anuncian en las rebajas de uso… A Borges también lo midieron y pesaron con escala única y a la contra, esa hoguera arde en Antiborges… no sé, estos empeños tan de dirección única me dejan sin ganas, sin saber si hay que ceder el paso, hacer un trompo, pasar por encima… o partirse de risa circulando en paralelo.

La tercera vez que leí Otras inquisiciones no sé qué pensé porque no lo recuerdo… pero la cuarta vez que lo leí ya el Emporio de Borges Benévolos me estaba tocando las morales de Conocimientos Celestiales… y todo me parecía una broma algo cursi…

Entonces: la pulla de Herr Borges en forma de lista podría ser propia de la selva o el desierto... y aparecer entre las que se recogen en El Pensamiento salvaje… ahí sí que sí lo esencial brota y borbotea y llena de borrones y aspas rojas la Historia Universal del Conocimiento tal y como es contada: a saber, mal. Aunque El pensamiento salvaje lo leí sólo una vez… no cuatro. En cuanto a Borges y Antiborges, observad cómo Jorge Luis nos vigila del derecho y del revés...
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...